Paisajes escondidos de la península de Samaná.


Aunque el titulo de esta publicación haga referencia a ”paisajes escondidos de la península de Samaná”, en realidad estos lugares no están escondidos como quizás podríamos imaginarnos, simplemente cuando hago uso de la palabra escondido, me refiero a aquellos atractivos naturales cuya ubicación geográfica es desconocida por muchas de las personas que visitan esta provincia.

Amanecer en la bahía de Samaná

Durante muchos años he estado viniendo a estos lugares, participando en diversas actividades y me atrevo a decir sin lugar a duda, que en Samaná uno tiene todo lo que uno podría desear para pasar momentos inolvidables, es decir, bellas playas (algunas inclusive vírgenes), ríos que desembocan en sus playas, saltos de agua, cavernas, cayos, montañas, pequeñas llanuras, valles, áreas protegidas, una gran riqueza cultural, las visitas de las ballenas jorobadas a principio de año, entre otras cosas.

Vista de la bahía de Samaná desde otra perspectiva.

Cada vez que tengo la oportunidad de venir a esta península, uno de estos llamados paraísos escondidos que más me inspira visitar es la playa del Valle.

Playa del Valle, vista norte.

 Esta es una playa maravillosa, deleita los ojos de las personas que llegan hasta acá por primera vez, ya que está ubicada prácticamente al final de un bosque con montañas a ambos lados y se encuentra a unos kilómetros al nordeste de la ciudad de Santa Barbara de Samaná y no muy lejos del acueducto.

Vista frontal de la playa.

Aunque el camino que conduce a este lugar está siendo reparado, es preferible utilizar un vehículo 4×4 para poder llegar con seguridad ya que, hay que cruzar el río San Juan, el antiguo puente todavía no ha sido reparado y no se sabe cuándo construirán el nuevo.

Vista sur de la playa.

En la parte norte de esta playa desemboca el río San Juan, un lugar bellísimo donde este río le entrega sus aguas al océano Atlántico.

Al lado de esa montaña se desemboca el río San Juan.

 En es un sitio ideal para disfrutar de la gastronomía típica de la región, los nativos del Valle les pueden preparar un rico pescado con coco acompañado de un moro de guandules o unos tostones fritos y en caso de que usted no haya traído su bebida, también puede ordenar desde un coco loco, una piña colada, hasta una cerveza o un cuba libre. En pocas palabras aquí el visitante la pasa muy bien!.

Después de pasarme algunas horas en la playa, pues es tiempo de visitar otro paraíso terrenal y entonces me dirijo a el pequeño salto de Lulú.

Salto de Lulú.

Este es un lugar compuesto de mucha vegetación, para llegar hasta el salto uno debe de atravesar algunas plantaciones de cacao  y café pertenecientes a los campesinos del lugar, normalmente cuando llegas a la entrada del sendero un grupo de niños de diferentes edades están a la espera para tomarte de la mano y acompañarte hasta el salto como si fueran futuros guías de naturaleza.

Salto de Lulú

¿ Sabías qué…Algunos de estos niños son tan diestros que suelen trepar hasta las ramas más altas de estos árboles para después lanzarse en clavado hacia la parte más profunda del río?

Los niños suelen subirse a estos árboles.

Estas acrobacias hechas por estos niños representan un verdadero espectáculo pero aun así, no dejan de ser muy peligrosas para los mismos y la razón porque lo hacen no es sólo por diversión, si no en espera de recibir alguna propina de los visitantes.


Considero que en esta pequeña comunidad del Valle se debería implementar proyectos de turismo sostenible que sean de beneficio para todos sus moradores, de igual manera crear programas de educación ambiental que les enseñe la importancia de preservación y cuidado de las especies de flora y fauna, así como darles entrenamientos  a los jóvenes para que se conviertan en intérpretes de la naturaleza y puedan utilizar esta profesión como su medio de producción. Todo esto será factible siempre y cuando los organismos nacionales o internacionales muestren interés por llevar a cabo dicho proyecto.

Vista de la represa del río San Juan y la vegetación existente en el Valle.

Llegar a este paraíso no es nada complicado, no es nada difícil, sí te animas a venir serás siempre bienvenido, simplemente te pedimos que muestres siempre respeto por la naturaleza y no causes un impacto negativo.


Anuncios

2 responses to this post.

  1. […] que ofrece a los turistas desde el paraíso turístico de Punta Cana hasta joyas naturales como la península de Samaná, ha impulsado el desarrollo del turismo sostenible a nivel nacional, ya como una de las estrategias […]

    Me gusta

    Responder

  2. […] que ofrece a los turistas desde el paraíso turístico de Punta Cana hasta joyas naturales como la península de Samaná, ha impulsado el desarrollo del turismo sostenible a nivel nacional, ya como una de las estrategias […]

    Me gusta

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: